Un enfoque holístico

No existe una única dieta ideal aplicable a todo el mundo

Todo es comida

Mi práctica es un enfoque holístico para la nutrición, lo cual implica considerar cómo se conectan cada una de las áreas de tu vida. ¿El estrés en tu trabajo o en tu relación te lleva a comer en exceso? ¿La falta de horas de sueño o baja energía te impiden hacer ejercicio? A la vez que trabajamos juntos  observaremos como todas las partes de tu vida afectan a la unidad. El concepto de bio-individualidad se basa en la necesidad nutricional de cada persona. De manera que cuando los expertos dicen: “los lácteos son buenos para ti” o “las grasas son malas”, generalizan demasiado. La comida de una persona puede ser veneno para otra, y por esa razón no siempre las dietas que se ponen de moda funcionan a largo plazo. Es necesario tener en cuenta la edad, salud general, nivel de actividad, grupo sanguíneo, tasa metabólica y preferencias personales para determinar las necesidades de alimentación. Relaciones felices, una carrera profesional plena, hacer ejercicio regularmente y la práctica espiritual son formas esenciales de sustento. Cuando estos “alimentos primarios” estén equilibrados, lo que comas será secundario.